¿Por qué Dios a veces Retrasa tus Respuestas a la Oración?

By Rick Warren — November 24, 2017

“No tengas miedo, Zacarías, pues ha sido escuchada tu oración.” Lucas 1:13 (NVI)

Una vez escuché una historia sobre una niña que escribió una carta a un misionero, alentándolo y dándole su apoyo. Evidentemente, le habían dicho que no esperaba una respuesta a su carta ya que los misioneros estaban muy ocupados. Así que cuando la carta llegó, al misionero le dio mucho entusiasmo leerla, “Querido señor misionero, estamos orando por usted. Pero no esperamos una respuesta”.

Pienso que la niña sin intención hizo un resumen de la vida de oración de la mayoría de los cristianos. Hacemos mucha oración, pero no esperamos respuesta. ¡Pero tenemos que cambiar nuestra actitud si queremos recibir una respuesta de Dios!

Primero, debemos permitir que Dios conteste en su propio tiempo. Eso quiere decir de acuerdo a su plan, y en su horario – cuando Dios piense que es mejor.

Algunas veces he tenido dificultad en creer que Dios responderá mis oraciones. Pero si Dios alguna vez envía a un ángel a encontrarme cara a cara y a decirme, “Rick, estoy aquí para decirte que Dios ha contestado tu oración”, pienso que estaría convencido.

La Biblia nos cuenta la historia de Zacarías, quien era muy viejo y cuya esposa, Elizabeth, no podía tener hijos. El Ángel Gabriel lo visitó y le dijo, “No tengas miedo, Zacarías, pues ha sido escuchada tu oración”. Lucas 1:13 (NVI). Gabriel prosiguió diciendo que Elizabeth daría a luz un hijo quien eventualmente “prepararía un pueblo dispuesto para recibir al Señor”. Entonces Zacarías dice en el versículo 18, “¿Cómo podré estar seguro de esto?” Él es el máximo escéptico. ¿Por qué no lo creyó?

Porque había dejado de orar por eso, años antes. Si lees el pasaje casualmente, pareciera, “Él entró en el Templo. Él oró. Y el ángel vino y le dijo, “Tú oración ha sido contestada”. La realidad del hecho es, que había dejado de orar por esto, años antes. Aun así, Dios había escuchado el clamor de Zacarías. De hecho, la palabra “escuchó” escrita en pasado en la Escritura significa que ya había sucedido.

Dios contesta nuestras oraciones de inmediato, pero algunas veces hay un retraso en que el regalo nos sea dado. ¿Por qué? Porque primero nos quiere cambiar. A Dios le interesa más hacerte madurar que hacernos la vida fácil. Después de que hayas aprendido la actitud correcta, entonces Dios queda libre de trabajar en el problema.

SUSCRÍBETE al canal YouTube de los sermones del Pastor Rick >>

Reflexiona sobre esto:

• Describe tu actitud hacia la oración – y ¿cómo tu actitud ha cambiado en este año?

• ¿Qué promesas puedes reclamar de la Biblia sobre tus oraciones?

• ¿Cómo te ha cambiado Dios mientras esperas una respuesta de oración?

Leave a Reply