El fútbol y la fe.

Que espectáculo extraño y complicado sería un partido de fútbol en que los jugadores entraran al campo sin reglas pre-establecidas, ni arbitro, ni líneas. Cada uno haría lo que se le diera la gana. No habría espectáculo, porque

nada funcionaría de esta manera. En la vida de fe muchos quieren algo semejante, muy similar. Con base a sus propios criterios, a su pensar y creer, quieren sacar sus propias conclusiones de la Palabra De Dios, como si todo fuera válido a partir de simples buenas intenciones.

Existen muchos asuntos sobre los cuales Dios nos dio libertad para decidir. Son nuestra responsabilidad aquí en la tierra.. Pero no tenemos el derecho de interferir en cosas que van más allá de nuestras limitaciones y son responsabilidades únicamente de Dios. La Biblia es muy clara cuando dice que somos salvados por fe, y que esto es un regalo de Dios para todas las personas que confían en Cristo, nuestro Salvador.

No podemos hacer  ni  inventar nada para “ganar” la fe.  No hay interpretaciones propias acomodadas a mi gusto y conveniencia, no hay buenas obras o gestos de amor que “compren” la Salvación, si alimentan nuestro espíritu aquellas que la fe misma inspiran. La Salvación nos es regalada por medio del Padre del Cielo por amor en la entrega de Jesus.

Leave a Reply