La gracia: Cosas que no merecemos.

Hay cosas que no merecemos y nunca podremos merecer, un ejemplo de ello es la salvación de nuestra alma. La Biblia es muy clara en esto al decir:

Efesios 2:8-9 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.

Me llama la atención que la ley de la siembra y la cosecha, aunque opera en este mundo, hay veces que no funciona. Un buen hombre casado con una buena mujer y procrean a un hijo que no tiene las mejores actitudes; una persona que se cuida físicamente y aparece con cáncer; o un hombre que merece la condenación y Dios lo salva!!

Hay cosas que definitivamente no entendemos y eso es precisamente lo maravilloso de la gracia. No la podemos pedir, se otorga. No podemos reclamarla, Dios la da. No es en base a las obras, sino de acuerdo a la bondad de Dios.

La gracia no demuestra lo bueno que somos, sino que demuestra la bondad de Dios.

 

Leave a Reply