¿Como escuchar la voz de Dios?

 

¿Como escuchar la voz de Dios?

¿Estás listo a escuchar? Escuchar la voz de Dios es algo que todos deseamos – pero ¿sabías tú que esto no es difícil? De hecho, ¡Dios quiere que escuches Su voz! Él no nos habla a través de un dolor en el riñón o de vibraciones o de un médium. Escuchar la voz de Dios es tan natural como

escuchar hablar a tu mejor amigo. Lo que es más, podemos escuchar a Dios todos los días y no sólo en ocasiones especiales o en en salmos especiales. Él nos habla en los momentos más naturales de la vida. ¿Quieres escuchar la voz de Dios? Entonces debes estar preparado para escucharla.
¿Por qué quieres escuchar la voz de Dios? Ésta podría parecer una pregunta tonta, pero las intenciones son importantes en todo lo que hacemos. La Biblia dice esto acerca de la Palabra de Dios: “Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.” (Hebreos 4:12)
¿Quieres escuchar la voz de Dios? Si es así, es posible que ya la estés escuchando, pues Dios es Él quién te da el deseo de escucharlo.
La Biblia misma declara, “En el principio era el Verbo, y el Verbo era Dios, y el Verbo era con Dios” (Juan 1:1) En otro lugar leemos: “Toda Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia.” (2 Timoteo 3:16)
Tal vez escuche a personas diciendo que la Biblia es sólo un libro escrito por hombres, ¡pero la Biblia misma reclama ser la Palabra de Dios! ¿Podemos confiar en ella? La evidencia de la historia, la arqueología, profecías cumplidas y testimonios personales a través de miles de años es abundante, demostrando que la Biblia es la Palabra de Dios. ¿Quieres escuchar la voz de Dios? Entonces lee la Biblia. Consigue un plan de lectura diaria y mantente en el.

Escuchando la Voz de Dios a Través de la Oración
Cuando deseas tener una conversación con alguien, ¿cómo comienzas? ¿Te paras frente a la persona con la esperanza de que él o ella te hable? Eso podría pasar si la otra persona es lo suficientemente sociable, pero usualmente comenzamos una conversación abriendo nuestra propia boca y hablando, así logrando la atención de la otra persona. ¡Es igual con Dios! Él desea escucharnos hablarle, y es en esos momentos que nos preparamos para oír la voz de Dios. La oración es como decir, “Hola Dios, soy yo. Yo creo que Tú me has creado y que Tú sabes más acerca de cómo yo debería llevar mi vida que yo. Me gustaría conocerte mejor. Esto es lo que pasa en mi vida, y me gustaría saber tus ideas de cómo manejarla. Por favor, ¿me puedes hablar acerca de esto hoy?”
En una conversación ordinaria, hablamos y luego esperamos la respuesta de la otra persona. ¡Es igual con Dios! Una vez hemos preparado nuestros corazones para escuchar a través de la oración, es mucho más probable que escuchemos la voz de Dios. ¿Nos habla Dios en una voz audible? Algunos dicen que sí, pero generalmente este no es el caso. Puede que no “oigamos” la voz de Dios, pero él nos habla de muchas maneras. A continuación algunas de ellas:

  • Dios habla a través de Su Palabra
  • Dios habla a través de nuestros pensamientos
  • Dios habla a través de conversaciones con otros
  • Dios habla a través de circunstancias

Escuchando la Voz de Dios a través de Jesús
La Biblia también nos dice que Jesús es Dios manifestado en carne. Por lo tanto, si tú deseas escuchar la voz de Dios, debes estudiar y conocer las enseñanzas de Jesús. Esto es como Juan describe a Jesús: “Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida.” (1 Juan 1:1) Debes tener también una relación personal con Jesús ¿Alguna vez has tratado de tener una conversación profunda con alguien que no conoces? Generalmente no llega muy lejos.
Poco antes de ser crucificado, Jesús se reunió con sus discípulos para asegurarles de lo que pasaría después de qué Él se hubiese ido. Les prometió un ayudante “Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros y estará en vosotros.” (Juan 14:16-17) ¡El Espíritu Santo es, entonces, el cumplimiento de cómo escuchamos la voz de Dios!

Escuchando la Voz de Dios con la Ayuda del Espíritu Santo
“Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que os he dicho.” (Juan 14:26. El segundo capítulo de Hechos describe los eventos que ocurrieron en el Día de Pentecostés, después de la ascensión de Jesús al cielo. El verso 3 dice que todos fueron llenos del Espíritu Santo, el Consolador prometido por Jesús. Este aspecto único de la personalidad de Dios no vino a ellos como alguien que ellos pudieron ver y tocar, sino que Él vino para vivir dentro de ellos. Ese mismo Espíritu está disponible a ti y a mí hoy. ¿Eres cristiano? Si es así, ya tienes acceso al Espíritu Santo. Pídele a Dios una llenura nueva cada día y Él preparará tu corazón para escuchar la voz de Dios. Su Espíritu, esa voz sutil dentro de ti, es Aquel que te recuerda de lo que Dios ha dicho y te ayuda a reconocer las oportunidades de Dios en tu vida.
Conclusión
Así que tenemos la Biblia, la oración, a Jesús, al Espíritu Santo y a nuestros propios corazones para ayudarnos a escuchar la voz de Dios. ¿Quieres escuchar la voz de Dios? Esa es la pregunta final, porque Dios responde a los corazones dispuestos.

Gracias a Todo Sobre la Oración.

One Response to “¿Como escuchar la voz de Dios?”

Leave a Reply