SECCION DE OBRAS DE CONSULTA

(Esta sección es para ampliar el tema: “Como estudiar la Biblia”)

Quizás una de las cosas que más se desconocen en el cristianismo es la disponibilidad de ayudas prácticas para el estudio de la Biblia. La mayoría de los cristianos no está enterada de la gran cantidad de excelentes obras de consulta que en la actualidad están disponibles para hacer posible un emocionante estudio bíblico. Esto es como si un carpintero que construye una casa no supiera que hay un martillo y una sierra a su alcance.

Los líderes espirituales deben informar a su gente de estos libros, porque el diablo se deleita en mantenerlos fuera de circulación. Mientras Satanás pueda lograr que los cristianos no estudien la Biblia por sí mismos, su trabajo será mucho más fácil. Un cristiano que no pasa tiempo regular cada semana en un estudio bíblico personal, estará tan débil que no podrá resistir las tentaciones del maligno. Un modo práctico en que los pastores pueden «preparar al pueblo de Dios para el servicio» (Efesios 4: 12) es familiarizar a su gente con estas obras de estudio bíblico.

El proposito de las obras de consulta

Como cristianos que vivimos en el mundo occidental, tenemos la abundante ayuda de manuales diseñados para ayudarnos en nuestro estudio bíblico personal que hacen uso de los últimos hallazgos arqueológicos, el estudio de las palabras y la investigación de los grandes eruditos de la Biblia. Pero eso no significa que tales obras de consulta deban reemplazar a la Biblia, sino que son ayudas para que podamos estudiarla nosotros mismos. El estudio bíblico es una habilidad que necesitamos desarrollar. Las habilidades requieren, por lo general, el uso de algún tipo de herramientas. Los carpinteros necesitan martillos y serruchos; los pintores, pinturas y pinceles; los plomeros, llaves inglesas, etc. Del mismo modo, un estudiante serio de la Biblia querrá contar con las ventajas que proporciona el tener a mano obras de consulta para ayudarse en la investigación de las Escrituras con mayor eficacia. Una persona que intenta estudiar la Biblia sistemáticamente sin el uso de buenas herramientas se encontrará haciendo un trabajo tedioso y difícil.

Algunos cristianos temen llegar a depender demasiado de las obras de consulta y dudan en hacer uso de ellas. Incluso llegan a decir piadosamente: «Todo lo que necesito es la Biblia». Es verdad, pero las herramientas sugeridas en esta sección se diseñaron para ayudarlo a adentrarse en la Biblia. Usted debería echar por la borda e! miedo de usar estas obras de consulta, porque en su mayoría estos libros representan estudios de toda una vida de hombres consagrados a Dios. Las enseñanzas que ellos recibieron de! Señor pueden enriquecer su estudio bíblico y proveerle información acerca de la gente, los lugares y los eventos que no encontrará leyendo solo la Biblia.

Las herramientas

En esta sección veremos siete tipos de obras de consulta que se usan en los métodos de estudio bíblico que presentamos y explicamos en este libro.

l. La Biblia de estudio. Su primera y más importante obra de consulta es una buena Biblia de estudio. Algunas Biblias se adaptan más al estudio bíblico personal que otras. Una buena Biblia para estudiar debe tener una letra suficientemente grande para que pueda leerla por largos períodos sin que le cause dolor de cabeza el cansancio ocular. También debe tener buen papel, para que al hacer anotaciones la tinta no se trasluzca al otro lado de la página. Los márgenes anchos son de gran ayuda porque permiten tener espacio para hacer comentarios personales. Por último, una Biblia para estudiar debe tener un buen sistema de referencias cruzadas.

En la actualidad, tal vez debería elegir para estudiar la versión Reina-Valera 1960 porque la Concordancia Strong, que es la única concordancia exhaustiva que existe al presente, está basada en la Reina-Valera 1960. Es difícil buscar palabras en esta concordancia si usted suele usar una versión reciente como su Biblia de estudio.

Dos excelentes Biblias de estudio que recomendamos:

  • La Biblia con anotaciones de Scofield
  • La Biblia de Estudio Vida Plena (Editorial Vida). 

Estas dos Biblias de estudio representan largos años de estudio profundo e investigación, y una gran riqueza de ayuda material se encuentra en cada una de ellas. Si puede, le sugiero que compre ambas. Si no, entonces es preferible adquirir la Biblia de Referencia Thompson en la edición de pasta dura. El doctor Charles Thompson invirtió más de 30 años para compilar su ex- tenso sistema práctico de referencias cruzadas.

2. Varias versiones recientes. En los últimos años hemos visto la producción de muchas nuevas traducciones de la Biblia, de uso actual en el idioma español. Aunque cada traducción tiene sus puntos débiles, cada una hace una contribución única para un mejor entendimiento de la Palabra. Mucha gente que anteriormente solo estaba interesada en la versión Reina-Valera ha empezado a leer y estudiar con una Biblia de las más recientes traducciones. El gran beneficio que puede recibir de estas versiones es compararlas unas con otras durante su estudio. Los diferentes posibles significados y usos de una palabra pueden notarse al leer un versículo en diferentes versiones y observar las diferencias.

En la actualidad también están disponibles algunos textos bíblicos con edición paralela de diferentes versiones en columnas en un solo volumen. Esto le permite comparar traducciones rápidamente sin tener que diseminar 10 Biblias sobre su escritorio. Además de estas nuevas versiones, se han edi- tado algunas bien conocidas paráfrasis del texto bíblico. Una traducción es más bien una traducción palabra por palabra de un idioma original; una paráfrasis es la traducción en que alguien expresa lo que cree que dice el original,  que hace inevitable la presencia de algunas interpretaciones propias en algunos pasajes. La mayoría de las traducciones constituyen la obra de un grupo de eruditos, mientras que una paráfrasis por lo general es la obra de una sola persona. Las paráfrasis están bien para una ocasional y ligera lectura devocional, pero no d~ben usarse para un estudio serio de la Biblia. Para el estudio bíblico es conveniente usar una traducción fiel que goce de respeto.

Tres traducciones útiles y confiables son:

Nueva Versión Internacional (Sociedad Bíblica Internacional), es una nueva traducción que se ha ganado aceptación en el breve tiempo que ha estado al alcance de la gente. Algunas correcciones se han hecho en los últimos dos años que han mejorado la traducción.

Dios Habla Hoy (de las Sociedades Bíblicas Unidas). 

La Biblia de las Américas (The Lockman Foundation).
Hay otras buenas traducciones disponibles en la actualidad, así que elija aquella con la que se sienta más cómodo. Puede comenzar con dos o tres diferentes traducciones recientes de la Biblia. 

Existe una conocida paráfrasis: Traducción Lenguaje Actual de la Biblia

3. Una concordancia exhaustiva. Esta es una herramienta de suma importancia que estará empleando en el estudio de su texto bíblico. Es un índice de las palabras de la Biblia. Algunas Biblias tienen una breve concordancia al final, con una pequeña lista de las principales palabras y nombres. Una concordancia exhaustiva enumera el uso de cada palabra de la Biblia y da todas las referencias donde esa palabra aparece.

Una concordancia exhaustiva disponible en la actualidad es la Concordancia exhaustiva de la Biblia, de James Strong (Editorial Caribe). Es un tomo grande y costoso, pero que vale hasta el último centavo que uno invierte en él. Necesitará una concordancia para todos los métodos de estudio que se exponen en este libro, con excepción de dos.

4. Un diccionario bíblico. Un diccionario bíblico explica muchas de las palabras, temas, costumbres y tradiciones de la Biblia, pero también proporciona información histórica, geográfica, cultural y arqueológica. Provee material de respaldo de cada libro de la Biblia y breves biografías de los personajes principales de ambos testamentos. Una enciclopedia bíblica es un diccionario bíblico ampliado, con artículos más extensos, que trata con grandes detalles mayores temas. Recomiendo los siguientes:

Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia (Wilton M. Nelson, Editorial Caribe). 

Diccionario Bíblico Arqueológico (Mundo Hispano/Casa Bautista de Publicaciones). 

Nuevo Diccionario Bíblico (Ediciones Certeza). 


  • 5. Un manual bíblico. Esta herramienta es una combinación de una enciclopedia y un comentario en una forma concisa. Se usa para obtener una referencia rápida mientras lee a través de un libro particular de la Biblia. En lugar de ordenarse por temas en forma alfabética, están diseñados para seguir el orden canónico de los libros de la Biblia. Proporcionan notas de respaldo, un breve comentario, incluyen mapas, planos, notas arqueológicas y muchos otros hechos útiles. Los que recomiendo son:
    • Compendio Manual de la Biblia de Halley(Casa Bautista de Publi
    caciones). 
    • Compendio Manual Portavoz (Editorial Portavoz). 
    • Manual Bíblico Ilustrado (Editorial Unilit). 

 

6. Estudio de palabras. Los cristianos contemporáneos tienen el gran privilegio de poder aprovechar el trabajo de los eruditos bíblicos. Gracias a la disponibilidad de prácticas obras de consulta, escritas para el cristiano pro- medio, ahora uno puede estudiar las palabras originales de la Biblia sin saber nada del idioma hebreo o griego. Algunas personas se han pasado la vida investigando el significado exacto de las palabras originales, y luego han escrito acerca de ellas en un lenguaje sencillo y comprensible.

Una buena edición de estudios de palabras le dará la siguiente información: raíz del significado de la palabra hebrea o griega (su etimología), usos de la palabra a través de la Biblia, un ejemplo parecido de su uso en la literatura que no es bíblica en ese período histórico y la frecuencia con la que la palabra aparece en la Biblia.

Algunos de los más recomendados:

Diccionario de Hebreo Bíblico (Editorial Mundo Hispano), 

Léxico Concordancia del Nuevo Testamento en Griego y Español
(Casa Bautista). 

Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento de W E. Vine (Editorial Caribe). 

Glosario Holman de Términos Bíblicos (Broadman & Holman) 


7. Comentarios bíblicos. Un comentario es una colección de notas explicativas e interpretaciones eruditas del texto de un libro particular de la Biblia o sección de la Biblia. Su propósito es explicar e interpretar el significado del mensaje bíblico mediante el análisis de las palabras que emplea y el trasfondo histórico, una introducción al estudio de la gramática y la sintaxis, y la relación de un libro en particular con el resto de la Biblia. Si se utiliza correctamente, un comentario puede aumentarle en gran manera su comprensión de la Biblia. Por lo general, no debería consultar un comentario sino hasta después de que haya hecho su propio estudio. No permita que na- die le quite el gozo de descubrir verdades bíblicas por su cuenta. Nunca consienta que la lectura de un comentario tome el lugar de su estudio bíblico personal.
Dado que los comentarios bíblicos los escriben seres humanos, son falibles. A veces algunos comentaristas de igual capacidad discrepan de su interpretación de los mismos textos bíblicos. La mejor manera de usarlos es comparar los hallazgos de uno con los de los autores de los comentarios, y descubrir si ellos tienen un sólido y evangélico aprecio de las Escrituras. Evite comprar y utilizar comentarios cuyos autores no consideran que la Biblia sea la Palabra de Dios.

Vienen en todo tipo de tamaño, y varían desde ediciones de un tomo hasta ediciones de varios tomos.

A continuación le presentamos algunos buenos y económicos comenta- nos:

Nuevo Comentario Bíblico Ilustrado (Editorial Caribe). 

Comentario Explicativo y Exegético de la Biblia Tomos I y JI (Casa
Bautista).
• Comentario Bíblico Moody Antiguo y Nuevo Testamentos (Casa
Bautista). 

 

Biblioteca básica
Una persona que recién empieza su estudio bíblico personal debe obtener solo las herramientas necesarias para empezar. Para e! estudio de la Biblia por los métodos que se presentan en este libro, la siguiente es una biblioteca básica:
1. Una Biblia para estudiarla
2. Dos versiones bíblicas recientes
3. Una concordancia exhaustiva
4. Un diccionario bíblico
5. Un manual bíblico
6. Un comentario bíblico en un tomo 

Leave a Reply