¡NO TENGO DINERO! ¡Estoy desesperado!

¿Alguna vez has experimentado ese sentimiento de impotencia de conocer que se te acerca el tiempo limite para pagar algún compromiso y darte cuenta de que no tienes la posibilidad de cumplirlo por falta de dinero?

No siempre se aplica este sentimiento en áreas financieras, sino también en áreas de cambios en nuestras vidas. Por ejemplo, cuando crees que debe existir un cambio importante en nuestro cónyuge, padres, hijos o amigos, y esto no sucede.

¿Puedes compartir con nosotros como es que reaccionas en esos momentos? ¿Qué es lo que piensas que debemos hacer en estos momentos?

Esto es lo que nos comparte Habacuc 3:17-19

17 Aunque no den higos las higueras,
ni den uvas las viñas
ni aceitunas los olivos;
aunque no haya en nuestros campos
nada que cosechar;
aunque no tengamos vacas ni ovejas,
18 siempre te alabaré con alegría
porque tú eres mi salvador.
19 Dios mío,
tú me das nuevas fuerzas;
me das la rapidez de un venado,
y me pones en lugares altos.

Después de leer este pasaje de Habacuc, deseamos preguntar:

¿Es esta manera de reaccionar algo natural en nosotros?

¿Cual debe ser el balance, ya sea en el área de responsabilidad financiera o en el trato con otras personas?

One Response to “¡NO TENGO DINERO! ¡Estoy desesperado!”

  1. According to this view, Qi is a mystical force that can’t be sensed or observed — and due
    to the fact science focuses on testing suggestions about the organic planet
    with proof obtained via observation , these elements of acupuncture cannot be studied by
    science.

Leave a Reply