Hasta el mas rico y famoso se puede arrodillar.

Lo inconcebible sucedió. El rey mas rico del mundo, el hombre mas sabio que ha existido, a la vista de todo el pueblo, se arrodilló delante de Dios.

Leamos con cuidado 2 crónicas 6:12-13

“Luego Salomón subió sobre una plataforma de bronce que había construido en medio del patio del templo. Esa plataforma medía dos metros veinticinco centímetros de largo y de ancho, y un metro treinta y cinco centímetros de alto.
Entonces, a la vista de todo el pueblo, Salomón se puso de rodillas delante del altar de Dios, y levantando sus manos al cielo dijo: ”

Seria muy conveniente seguir leyendo esta magnifica oración de agradecimiento, pero mas allá de todo, el ejemplo de humildad de SALOMON fue inspiradora. Hay muchas personas que piensan que no necesitan de Dios. Jamás pensarían en doblar sus rodillas delante del Señor.

1- ¿Acostumbras a arrodillarte delante de tu Dios? No necesariamente en una forma física. Puede ser que lo hagas considerando la Biblia en la toma de decisiones o en tiempos de oración a solas con Dios.

2- ¿Te conocen en casa y en tu trabajo como una persona que rápidamente pide perdón cuando se equivoca? ¿Cuando fue la ultima vez que pediste perdón?

3- ¿Te alabas a ti mismo?

4- ¿Que tan frecuentemente lees y meditas en la Biblia? ¿Estas consciente que hacer esto es un acto de humildad?

Leave a Reply