MANERAS DE DAR

Dar es: Devolver a Dios voluntariamente cualquier cosa material o espiritual sin esperar nada a cambio, pero con la convicción de que El no lo olvida y que recibiremos la abundante y justa retribución.
Este concepto tiene implícito a nuestro prójimo, ya que la Biblia menciona que al hacerlo por el mas pequeño también lo hacemos por El.

” Y respondiendo el rey les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos pequeñitos, también a mi lo hicisteis” ( Mt 25: 40 ).

Devolver a Dios:
” Porque ¿quién soy yo y quien es mi pueblo para que pudiéramos ofrecer voluntariamente cosas semejantes? Pues todo es tuyo y de lo recibido de tu mano te damos” 1 Cron 29:14.

Es decir nada de lo que tenemos es nuestro, aun lo que hemos adquirido por voluntad humana, ya sea dinero, trabajo ,talentos, virtudes, sentimientos, emociones, etc.
Todo viene de la mano del Señor ya que de Jehová es la tierra y su plenitud, y aun nuestras propias vidas le pertenecen al Señor, y El en su misericordia nos permite disfrutar y hacer uso de lo que nos da.

Es importante aprender que dar a veces no es lo que pensamos, ya que este es un acto meramente de fe por que implica desprenderse de algo que queremos o apreciamos y entregarlo sin saber “cómo”y “cuando” seremos recompensados.
También implica tener un corazón limpio y dispuesto a no ver inmediatamente o incluso nunca ver el fruto de nuestra dádiva
” Pero ninguno de ellos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe recibió lo prometido” ( Heb 11: 30)

Existen dos maneras de dar :

1 – Darlo todo Cuando no se tiene Nada

La palabra de Dios nos ilustra varios casos de esta manera de dar, pero queremos enfatizar uno de esos casos.

1 Rey 17: 10-16

“10 – entonces el se levanto y se fue a Sarepta, cuando llego a la puerta de la ciudad, había allí una mujer viuda que estaba recogiendo leña. Elías la llamo y le dijo: te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso para que beba. 11- cuando ella iba a traérsela, el la volvió a llamar y le dijo: -te ruego que me traigas también un bocado de pan en tus manos. 12 – Ella respondió: vive Jehová, tu Dios que no tengo pan cocido solamente un puñado de harina en la tinaja y un poco de aceite en una vasija. Ahora recogía dos leños para entrar y prepararlo para mi y para mi hijo. Lo comeremos y luego moriremos. 13 – Elías le dijo: No tengas temor ve y has como has dicho pero hazme con ello primero una pequeña torta cocida debajo de la ceniza y tráemela, después la harás para ti y para tu hijo 14- porque Jehová Dios de Israel ha dicho asi la harina de la tinaja no escaseara ni el aceite de la vasija disminuirá hasta el día en que Jehová haga llover sobre la faz de la tierra. 15 – la viuda fue e hizo como le había dicho Elías. Y comieron el ella y su casa durante muchos días”

 

Lo que vemos en este pasaje es la historia de una mujer que no tenia nada que dar solo un puñado de harina, y si pensamos ¿para que podría alcanzarles a ella y a su hijo ese puñado de harina?
Nos damos cuenta que prácticamente no era gran cosa y que su hambre no seria satisfecha. Encima de todo viene un tipo extraño que nunca en su vida había visto y le pide que comparta con el.
Para ella debido haber sido duro al principio ya que debía desprenderse de lo único que tenia para vivir, pero después tuvo que reaccionar y saber que el hombre que le hablaba lo hacia en el nombre del Señor. Así también nosotros debemos aprender a escuchar la voz de Dios cuando de dar se trata, ya que a veces crees que no tenemos mucho que ofrecer y se nos vuelve un conflicto el dar, pero al reaccionar y saber que es para el Señor que lo hacemos nos sentiremos tranquilos de saber, como esta mujer, que la bendición esta muy cerca y que solo es cuestión de creer y confiar en el Señor y entregarlo todo.
Por eso cuando no tengas nada, dalo todo; cuando no sientas ganas de ir a la Iglesia, por cualquier motivo, entonces levántate y da tu mejor esfuerzo para ir ; o cuando creas que no sirves para el ministerio al que has sido llamado esfuérzate y da lo mejor de ti; si crees que no tienes grandes talentos o cualidades, entonces dale lo mejor de ti al Señor que es tu propia vida, pero entrega todo y veras como el Señor multiplica a pesar de la escasez.
Como a esta viuda que dio todo lo que tenia y no tuvo mas necesidad, y no solo eso también recibió la bendición de volver a tener a su hijo que había muerto es decir por un puñado de harina dado con amor, fe y creyendo obtuvo grande galardón.

Otras referencias se hallan en: la historia de Rut que después de haber muerto su esposo entrego su vida para cuidar a su suegra y vemos como Dios usa a Bozz para redimirla Rut Cap1 al 4. También la viuda pobre que dio todo lo que tenia para su sustento Mc 21: 1-5

2 – Darlo todo Cuando se tiene todo: Uno de los casos mas palpables es del Job como lo vemos en Job 1: 1- 4

“1 – Había en el país de Uz un hombre llamado. Job. Era un hombre perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal 2 – le habían nacido siete hijos y tres hijas. 3 – su hacienda era de siete mil ovejas, tres mil camellos quinientas yuntas de bueyes quinientas asnas y machismos criados. Era el hombre mas importante de todos los orientales…5 – y sucedía que una vez pasados los días de turno, Job los hacia venir y los santificaba. Se levantaba de mañana y ofrecía holocaustos conforme al numero de todos ellos”

Si nos detenemos a pensar que cada diez días este hombre ofrecía por lo menos diez de sus ovejas u otros animales estaríamos hablando de 365 animales por año, sin tener en cuenta ( ya que la palabra no lo menciona) los holocaustos espontáneos o por otros motivos que este hombre realizaba, ya que el era un adorador y siervo del Dios de Israel. Entonces nos damos cuenta que a Job no le importaba dar lo que tenia al Señor, aun después de haberlo perdido todo sabia que el mal que estaba padeciendo era por la voluntad de Dios y no le importo que Dios le hubiera quitado todo porque en su corazón el tenia propuesto que lo suyo era también del Señor . Era un hombre desprendido de lo material, que es una característica de las personas de este tipo, ya que han aprendido a confiar en la provisión y la voluntad de Dios las vemos en muchos eventos y actividades de la iglesia y en todo tiempo y aun fuera de tiempo los vemos poniendo en practica el amor de Dios a través de la evangelización, el servicio, sus diezmos y ofrendas, predicando. Son aquellos que están al lado del pastor o los lideres, que oran por sus hermanos y son las personas en las cuales el pastor delega funciones por que sabe que tienen todo para dar y no se niegan ni entierran su talento.

Otros casos bíblicos los encontramos en la historia de Ester que aun siendo reina y que poseía todo lo que una persona puede desear arriesgo y prácticamente entrego su propia vida para la salvación de su pueblo. Ester cap 2 al 8. También Zaqueo que cuando recibió la visita de Jesús en su casa dio la mitad de sus bienes y devolvió cuatro veces lo que había robado. Luc 19: 1-10. Otro caso es de los nuevos creyentes de la iglesia primitiva que vendían sus posesiones y traían el producto de lo vendido a los pies de los apóstoles Hch 4: 32-34.

PREGUNTAS DE DIAGNOSTICO:

1- ¿Das cuando no tienes nada?
2- Cuando tienes, ¿Das de lo que sobra ó das aun mas de lo que te corresponde dar?

Leave a Reply