SABIDURIA

SABIDURIA

Las personas, en el ambiente secular, definen la sabiduría de esta forma:  “Una habilidad que se desarrolla con la aplicación de la inteligencia en la experiencia, obteniendo conclusiones que nos dan un mayor entendimiento, que a su vez nos capacitan para reflexionar, sacando conclusiones que nos dan discernimiento de la verdad, lo bueno y lo malo”

Pero esta definición tiene sus limitaciones. Esto lo observamos en el caso de Job.
La debilidad de la respuesta de sus amigos se encuentra en la fuente de su origen. La explicación es lógica y presenta una solución que muchas veces parece ser cierta. Sin embargo, aun cuando los principios son verdaderos, tienen que aplicarse a la vida personal con la sabiduría que sólo Dios puede dar.
Se compara la búsqueda de la sabiduría con la búsqueda de las piedras preciosas. Están escondidas en lo más profundo de la tierra. Sin embargo, el hombre, mediante grandes esfuerzos las puede encontrar (28:1–11).
La sabiduría vale mucho más que cualquier piedra preciosa. No puede comprarse a ningún precio. Los hombres no reconocen su valor (28:13), pero tampoco saben dónde buscarla (28:12–19). Sólo Dios sabe el camino para llegar a ella y sabe dónde reside. El mismo la descubrió y confirmó su valor. Así que, si ellos quieren encontrarla, tendrán que buscarla en El.

¿DONDE SE ENCUENTRA LA SABIDURIA?
¡SOLO DIOS SABE!
“EL TEMOR DEL SEÑOR
ES LA SABIDURIA”

Job había apelado a Dios pidiéndole una explicación de su problema. No comprendía lo que Dios hacía y, por eso,buscaba la respuesta con El. Sus amigos ya han expresado su veredicto respecto a Job. Por su parte Job piensa que tanto sus amigos como él, deben volver a Dios para buscar una solución adecuada al problema. Tal vez algún día ellos también tendrán que encontrar una solución semejante para su propia vida. Sólo podrán comprender lo que sucede cuando contemplen la situación desde el punto de vista de Dios. En esto radica la verdadera sabiduría.
En el Nuevo Testamento se confirma este comentario de Job. Santiago se dirige a los cristianos que sufren por causa de su fe en Cristo. El autor les aconseja que cuando estén confundidos y no sepan qué hacer, le pidan a Dios Su sabiduría. El siempre está dispuesto a escuchar esta clase de preguntas, con tal de que sean hechas con fe (Sant. 1:5–6). Se demuestra entonces, que la opinión de los amigos de Job en cuanto a sus preguntas no representan la perspectiva de Dios. El nos anima a acercarnos y preguntar cuando no comprendemos lo que hace. Job estaba haciendo lo indicado.

Proverbios 24:5-6

5 Vale más hombre sabio que hombre fuerte; vale más el saber que el poder, 6 pues la guerra se hace con buenos planes y la victoria depende de los muchos consejeros.

1- ¿Dónde se encuentra la verdadera sabiduría?
2- ¿Cómo puedo acceder a esa sabiduría? Que puedo hacer para tenerla?
3- ¿Cómo aplica el anterior versículo en tu vida practica? Puedes poner un ejemplo?

Fuentes

  • Estudios bíblicos ELA
  • Wikipedia
  • Dios habla Hoy.

Leave a Reply