Respondiendo a CRISTO en la Navidad

Cortesia de Baptist Way Press
Trasfondo bíblico: Mateo 2:1-12
Pasaje bíblico focal: Mateo 2:1-12
Idea principal: Las personas responden al nacimiento de Jesús de maneras
diferentes.

Pregunta para la vida: ¿Cómo respondo al nacimiento de Jesucristo?


¿Qué dice la Biblia?
En Mateo 2:12 encontramos la historia de los hombres sabios buscando al “rey de los
judíos” para adorarle. A lo largo del camino se detuvieron para pedir direcciones. El rey
Herodes escuchó acerca de la búsqueda y se perturbó, pensando que este nuevo rey le
quitaría su reino. Herodes trató de engañar a los hombres sabios, pero Dios tenía otros
planes.
Esta lección mira a las diferentes respuestas al nacimiento de Cristo. En cada situación la
decisión era del individuo. También nos corresponde decidir cómo vamos a responder a
Cristo.
Una respuesta dedicada (Mateo 2:1-2)
2:1. Belén es un pueblo pequeño como a cinco millas de Jerusalén. Fue el lugar donde
David nació. Herodes del Grande gobernaba el área durante el tiempo del nacimiento de
Cristo. El había sino nombrado por Roma para gobernar en toda el área de Judea. La
Nueva Versión Internacional usa el término “sabios” para nombrar a quienes
tradicionalmente conocemos los reyes magos. Estos hombres eran individuos educados
dedicados al estudio de la ciencia y la religión. Indudablemente, se habían preparado
durante muchos años, observando los cielos cada noche y esperando a que apareciera esta
estrella nueva. El texto revela solamente que ellos venían del Oriente. No es seguro si se
trata de Persia o Arabia. No obstante, vemos aquí a un grupo de individuos dedicados
completamente a la tarea, con años de entrenamiento, preparando, y esperando, antes de
hacer la larga jornada de su país de origen a donde fuera que la estrella los llevara, y de
regreso.
2:2. Ellos llegaron a Jerusalén y preguntaron dónde estaba el niño. El tiempo del verbo
“preguntaron” en el griego sugiere que los hombres sabios iban de persona en persona
buscando una respuesta a su pregunta. Es interesante notar la implicación de que muchos
no pudieron dar una respuesta. Entonces como ahora, aún el pueblo de Dios no tiene
garantía de conocer la verdad. Debemos tener cuidado de dedicarnos, como los hombres
sabios, a buscar la verdad como es revelada por Dios y estar preparados para responder a
las preguntas de personas en búsqueda de la verdad.

Los hombres sabios expresaron que buscaban al niño para “adorarle”. Sea que lo
buscaban para rendirle homenaje como un rey político o divino es inconsecuente en este
momento. El énfasis está en el hecho de que ellos habían visto la estrella revelando el
nacimiento de un rey nuevo y le buscaban para honrarle. Esto promueve la idea de que
estos hombres se habían dedicado durante muchos años a ser parte de esta profecía del
Antiguo Testamento. Es probable que ellos hubieran estado expuestos a estas enseñanzas
a través de la influencia de los judíos que habían sido dispersos hacia otros lugares.
Una respuesta engañosa (Mateo 2:3-8)
2:3. Para Herodes, el pensamiento de que había nacido un “rey de los judíos” era una
bofetada a su autoridad. Como mencionamos anteriormente, él había recibido poder sobre
toda Judea, lo que incluía a los judíos. Esta pregunta de parte de los hombres sabios causó
que Herodes se sintiera amenazado por el bebé. También vemos del texto que el temor de
Herodes se esparció a otros. Muchos de nosotros rehusamos cambiar nuestra situación en
la vida, y las personas de ese tiempo no eran diferentes. La noticia de un posible nuevo
rey evocó emociones perturbadoras y preguntas en los corazones y las mentes del pueblo
también. Siempre hay el temor a cambiar para peor en vez de para mejor. Herodes
determinó que esto no iba a sucederle, y preparó un plan engañoso.
2:4. Herodes llamó a los líderes religiosos del pueblo para recibir información más
detallada acerca del “rey de los judíos”. Los jefes de los sacerdotes incluían no solamente
al sumo sacerdote y a sus subordinados sino también a los otros líderes religiosos. Estos
eran los hombres a cargo de las actividades religiosas de los judíos en esa época. Los
“maestros de la ley” eran aquellos individuos que habían sido educados en la ley judía.
2:5-6. Por supuesto, estos hombres eran las personas que conocerían la respuesta que
Herodes necesitaba. Inmediatamente respondieron a Herodes, citando la profecía
encontrada en Miqueas 5:2. La profecía provee el lugar del nacimiento del Mesías así
como la naturaleza de Su liderato. Herodes solamente estaba interesado en el lugar. Sin
embargo, es posible que el resto de la profecía fuera de mayor amenaza para él. Herodes
tenía su respuesta, y estos hombres desconocían el verdadero propósito de Herodes.
2:7. Ahora que Herodes tenía su respuesta, llamó a los hombres sabios y les preguntó
cuándo había aparecido la estrella por primera vez. El texto dice que Herodes hizo esto en
secreto. Esto es importante. Herodes estaba desarrollando su plan para remover la
amenaza a su trono, y él tenía que estar seguro de que los judíos no averiguaran lo que él
estaba tramando. Podía haber una revuelta si se descubría su plan de matar a este nuevo
“rey de los judíos”. Es irónico que Herodes mantuviera secreto su plan de asesinato de los
mismos judíos que más tarde pedirían la muerte de Jesús.
2:8. Este versículo revela el engaño en el corazón de Herodes, desconocido para los
hombres sabios y los líderes judíos. Herodes engañó a los hombres sabios diciéndoles que
quería saber dónde estaba el niño para él también ir a adorarle. Más tarde en el capítulo,
Mateo revela que el verdadero plan de Herodes era matar a Jesús. Podemos engañar a los
que están a nuestro alrededor con nuestra apariencia externa y nuestras palabras y
actitudes políticamente correctas, pero Dios ve el corazón. Nuestro corazón guarda
nuestros motivos verdaderos.
Una respuesta decisiva (Mateo 2:9-11)
2:9-10. Una vez los hombres sabios recibieron las instrucciones del rey, continuaron con
su jornada. Ellos siguieron la estrella hasta que “se detuvo sobre el lugar donde estaba el
niño”. Tal parece que la estrella fue removida temporalmente de su vista mientras estaban
en Jerusalén. Pero, según resumieron su jornada con más detalles, la estrella reapareció y
llegó a descansar exactamente sobre el lugar donde estaban Jesús y su familia.
Obviamente, esta no era una estrella ordinaria. Nadie está seguro de qué era exactamente.
La realidad, sin embargo, es que Dios la creó para un propósito divino. Era tan
inspiradora que los hombres sabios se regocijaron cuando volvió a aparecer. El texto
parece implicar que las palabras no podían expresar el gozo que los sobrecogió cuando
vieron a la estrella detenerse.
2:11. Los hombres sabios entraron a la casa, encontraron al niño con su madre, se
postraron, y le adoraron. Los hombres sabios ahora podían completar lo que habían salido
a hacer. Ellos estaban en la presencia del futuro rey a quien ellos se habían dedicado a
encontrar sin considerar las dificultades o el costo. Como parte de su adoración ellos
llevaron regalos para presentarle al niño- oro, incienso (un perfume de alto valor usado en
ofrendas sacrificiales), y mirra (otro perfume valioso usado en aceites). Era el rito
acostumbrado de la cultura dar regalos cuando se conocía a un dignatario. Muchos
estudiosos de la Biblia ven que estos tres regalos representan la realeza de Cristo, su
divinidad y su sufrimiento, respectivamente. En cualquier caso, los regalos no fueron una
idea de último minuto Estos hombres habían decidido mucho antes estar preparados para
adorar a este rey. Poco se imaginaban ellos que Jesús era el verdadero regalo para ellos.
Una respuesta discernida (Mateo 2:12)
2:12. Estos hombres habían preparado sus corazones y sus vidas para estar en la posición
correcta para adorar a Cristo. Ellos pudieron escuchar y recibir el mensaje de Dios. Debió
haberlos tomado por sorpresa cuando Dios les dijo que evitaran a Herodes en su jornada
de regreso. Ellos tenían grandes noticias acerca del nacimiento del nuevo rey y de dónde
se encontraba. Ellos estaban ansiosos por contarle a todo el mundo acerca de Jesús. Ellos
discernieron, sin embargo, que la voz de Dios decía que regresaran “por otro camino”, y
ellos obedecieron. Su obediencia les dio a Jesús y a su familia el tiempo para salir antes
de que el rey pudiera llevar a cabo su plan de asesinato.
________________________________________________________________________
¿Qué me dice la Biblia
Hay muchas maneras de responder al nacimiento de Jesucristo. A veces cómo
respondemos se revela más en lo que hacemos en vez de en lo que decimos. Según
entramos a la temporada navideña, tome tiempo para reflexionar en su respuesta a la
historia de la Navidad.

Estudio Bíblico En-Línea Jóvenes. Unidad 12, “Cualidades de un Cristiano en Crecimiento” Derechos
de autor ©2005 BAPTIST PRESS®. No será vendido. Un ministerio de la Convención Bautista
General de Texas (BGCT). www.baptistwaypress.org.

4 Responses to “Respondiendo a CRISTO en la Navidad”

  1. soniabel says:

    la Biblia es fuente de riqueza espiritual y habitar en ella es mi deseo siempre.

  2. juana says:

    Jehova es mi pastor y nada me faltara amen y amen

  3. elena says:

    saludos a todos y que buno que encontre este blog

  4. olga says:

    interesante este blog me gusta mucho.

Leave a Reply