¡SEAMOS LUZ!

MATEO 5:14-16

14Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.16Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

En muchas porciones de la Biblia se califica a Jesús como La Luz del mundo: Juan 1:9. 9Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. Juan 9:5. 5Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo.

Pero en este pasaje Cristo nos afirma que somos la Luz del mundo, lo que nos confirma que el creyente tiene la responsabilidad de reflejar la luz de Cristo, Al igual que la luna no tiene luz propia y por lo tanto, solo refleja la luz del sol, de la misma manera, no debemos esforzarnos por producir luz propia, en su lugar, debemos asegurarnos de reflejar la luz de Cristo.

Ser luz implica, en toda circunstancia, hacerse la pregunta:

¿Qué haría Cristo si estuviera en mi lugar? Y escoger la conducta que adoptaria Cristo en dicha circunstancia, ser luz es obedecer su palabra

Para que alumbre a los que están en Casa (OIKOS) que es una traducción del griego para describir a  los de adentro. Esto nos hace reflexionar la importancia de ser luz en nuesto propio hogar con nuestra familia.

Es fácil adoptar una conducta con extraños y en nuestro propio hogar comportarnos como no creyentes, tratando mal a nuestra esposa e hijos.

Si somos luz en nuestro hogar este será el resultado: En nuestra casa sabran que Dios esta en control de nuestras vidas y le glorificaran cada vez que reciban un beneficio de nuestra conducta piadosa (Ser luz)

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres. (XENOS) que es una traducción del griego para describir a los de afuera  y significa: Extraño foráneo, extranjero.

En este caso somos luz cuando con nuestro conducta somos de buen testimonio a nuestros vecinos, familiares y amigos al grado que nuestro ejemplo es un factor de motivación para que las personas que no conocen a Dios, esten abiertos al mensaje del evangelio.

Esto implica no ser contenciosos, ser pacientes, generosos, amables etc.

El resultado: Se nos abriran puertas al evangelio y Dios será gloficado en la conversión a Cristo de las personas no creyentes.

1- ¿Eres luz, tanto en OIKOS como con los XENOS?

2- ¿Puedes compartirnos algo de la anterior pregunta?

Glorifiquemos a Dios siendo como una luz que esta sobre lo alto, siempre encendida, flamante, alumbrando, guiando a las personas a Dios.

Adaptado del “Devocional Diario” del pastor Victor Turcios

Leave a Reply