¡Sorpresota!


Desde que comenzamos la iglesia no habíamos traspasado la barrera de las 100 personas (sin ayuda de grupos misioneros) en reuniones generales. Por esa razón es que este era uno de nuestros primeros objetivos: Tener 100 almas entre nuestras dos reuniones.
La sorpresa fue mayúscula al recibir los datos de ¡152 personas ! en la asistencia general de este fin de semana. (Fueron 189 personas en el conteo globalizado, pues algunos repitieron las 2 reuniones).
Es una tremenda bendición contemplar como es que Dios esta usando a cada miembro de la iglesia.

Algunos otros datos sumamente relevantes:

  • La nueva reunión, de las 7:00PM tuvo más asistencia que la reunión de las 12:15PM. Es la primera vez que en mi experiencia sucede algo así.
  • Llegaron 42 personas nuevas
  • Tuvimos ¡tres veces más personas nuevas! a las 7:00PM que a las 12:15PM. ¡Gloria a Dios, traspaso nuestras expectativas! El horario parece ser muy adecuado para invitar personas.

Ahora bien, ¿Qué podemos hacer con esta alegría y triunfo que Dios nos ha dado?

  1. Darle gracias al Señor de todo nuestro corazón. No hay crecimiento si Dios no lo quiere dar. El ha dicho SI.
  2. Entender que debemos seguir invitando, no solo a los que ya vinieron, sino a otras personas. La tendencia del segundo tema, es que hay una gran disminución de la asistencia. Eso es normal y no debe asustarnos….pero ¿Que pasaría si le pedimos al Señor que no suceda esto? ¿Por que no mantener los numeros arriba de 100 personas asistiendo a nuestra iglesia? Recuerda, cada numero es un alma.
  3. Contarle a todos tus amigos de lo agradable y util de los temas. Usemos sagazmente el internet, el telefono, las invitaciones, el facebook, my space, etc
  4. Comprender que Dios nos ha prestado la materia prima (personas) para que podamos hacer el trabajo de un obrero (Discipular). No nos olvidemos que ayudarlos a comenzar La Espiral es critico.(El proceso de formación espiritual) No vamos a crecer realmente si no comenzamos la primera lección con todas estas personas. Como ya hemos visto, cuando te multiplicas en una persona y esa persona en la cual te estas mutiplicando comienza a hacer lo mismo con otro (2 Timoteo 2:2), entonces la iglesia crece, crece y sigue creciendo. De esta manera se alcanza el mundo. Por favor, no olvidemos esta parte tan esencial de nuestra vida y ministerio.
  5. Apoyar logisticamente. No damos abasto con todo. No solamente necesitamos de ti, sino incluso de esas personas que ya nos estan visitando. Apenas sea posible involucremoslos en algun ministerio.
  6. Apoyar financieramente. Necesitamos aumentar 2600 pesos a nuestros ingresos semanalmente para salir adelante con la segunda reunión. Eso significa que debemos pedirle al Señor que nos ayude con 10400 pesos mensuales. Si la Obra es de Dios, Dios sustentará. El es el gran donador!!!!!
Gracias por su servicio y por las muestras de amor al Señor. Lo que esta detrás de todo esto es de incalculable valor, nada más ni nada menos que cumplir la visión que Dios nos ha puesto: Hacer de cada no creyente un discípulo

Leave a Reply