Comenzar una iglesia.

Mudarse a otro país y comenzar una iglesia es una de las experiencias más inspiradoras, aventureras y retantes que un ser humano puede tener.
Implica comenzar a conocer otra cultura, adaptarse a tantas cosas que son diferentes, decirle adios a la patría (dandonos cuenta que somos peregrinos y extranjeros en esta tierra),vivir la experiencia adversa del trato al forastero, buscar a Dios para que pueda llenar todas las necesidades, emocionales, espirituales y financieras.

Despues de un año de haber comenzado las reuniones generales de la iglesia estamos muy agradecidos con Dios. Ya nuestra reunión esta nuevamente llena de personas y nos obliga a pensar y orar en el siguiente paso y decidir cual opción nos favorece:
a) Un nuevo horario: 12:15 PM y 7:00PM
b) Encontrar un lugar más grande para continuar con una sola reunión hasta llegar a unas 350 o 400 personas.

Leave a Reply